Aceptar

INFORMACIÓN
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ.

ÁREA DE CLIENTES

Hide

Lost your password? Please enter your email address. You will receive a link to create a new password.

Error message here!

Back to log-in

Close

Modalidades de organización

El servicio de Prevención a contratar está coordinado por la propia organización de la prevención de la empresa.

De acuerdo con lo previsto en el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención y de acuerdo con el reglamento de los Servicios de Prevención y de acuerdo con el Real Decreto 337/2010 por el que se modifica el Real Decreto 39/1997 de 17 de enero, las modalidades de organización de la actividad preventiva por las que puede optar el empresario son:

Asunción por parte del empresario de la actividad preventiva

Para que la empresa pueda acogerse a esta modalidad deben cumplirse las condiciones siguientes:

  • La empresa sólo podrá tener hasta 10 trabajadores.
  • El empresario realizará su trabajo habitual en el centro de trabajo de la empresa.
  • No deberá ser una empresa de riesgo, por lo que su actividad no estará contenida entre las descritas en el anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención.
  • El empresario deberá tener la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va a desarrollar.

En todo caso, necesitará concertar la vigilancia de la salud, así como aquellas actividades preventivas no asumidas personalmente por el empresario.

Designación de uno o varios trabajadores

Podrán acogerse a esta modalidad las empresas que cumplan los siguientes requisitos:

  • Empresas en las que el empresario no haya asumido la actividad preventiva.
  • Empresas que no hayan recurrido a un Servicio de Prevención Propio ni que estén obligadas a formarlo.
  • Empresas que no hayan recurrido a un Servicio de Prevención Ajeno.

Requiriéndose que éstos tengan la capacidad y formación correspondiente a las funciones a desempeñar.

Constituir un Servicio de Prevención Propio

Tienen obligación legal de formarlo aquellas empresas que cumplan uno de los dos requisitos:

  • Que posean más de 500 trabajadores.
  • Aquellas que teniendo en plantilla entre 250 y 500 trabajadores, desarrollen una actividad de las contenidas en el anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención.

La empresa deberá formar un Servicio de Prevención constituido por, al menos, dos profesionales de nivel superior en Prevención de Riesgos Laborales (con dos especialidades), con dedicación exclusiva para el desempeño de la actividad.

Recurrir a un Servicio de Prevención Ajeno

Un servicio de Prevención Ajeno es una entidad especializada en la actividad en cuestión, acreditada para su desarrollo por la autoridad laboral, debiendo proporcionar a la empresa el asesoramiento y apoyo que precise en función de los tipos de riesgos en ella existentes y en lo referente a:

  • Diseño, implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales que permita la integración de la prevención de la empresa.
  • Evaluación de los factores de riesgo que pueden afectar a la seguridad y salud de los trabajadores.
  • Planificación de la actividad preventiva y la determinación de las prioridades en la adopción de medidas preventivas y vigilancia de su eficacia.
  • Información y formación de los trabajadores.
  • Prestación de los primeros auxilios y planes de emergencia.
  • Vigilancia de la Salud de los trabajadores en relación con los riesgos derivados del trabajo.